La visión mediática de un mundo en positivo
ESTÁS LEYENDO

Desplazamiento interno: una persona huyó de su hog...

Desplazamiento interno: una persona huyó de su hogar cada segundo en 2016

En 2016 se produjeron 31,1 millones de nuevos casos de desplazamiento interno provocados por los conflictos armados, violencia y desastres naturales, según el informe del Observatorio de Desplazamiento Interno (IDM) publicado este lunes

El país más afectado por los desplazamientos asociados a la violencia fue la República Democrática del Congo, con un incremento de 922.000 nuevos casos , seguido de Siria, Irak, Afganistán, Nigeria y Yemen

El IDMC estima que a finales de 2016 un total de 40,3 millones de personas vivían en condiciones de desplazamiento interno en 56 países y territorios a causa de la violencia,  una cifra que se ha duplicado desde el año 2000

Los conflictos armados, la violencia y los desastres naturales provocaron 31,1 millones de nuevos desplazamientos en 2016, según las estadísticas del último informe publicado hoy por el Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC) y el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC). Una tendencia que se mantiene al alza y que equivale a una persona obligada a huir de su hogar dentro de su propio país cada segundo en el mundo.

Colombia sigue siendo el país con mayor número de desplazados internos por la violencia | © NRC

“El número de desplazados internos ahora supera en el doble al número de refugiados. Es urgente volver a poner el tema del desplazamiento interno en la agenda mundial”, ha destacado Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados.

Los conflictos armados y la violencia provocaron 6,9 millones de nuevos desplazamientos internos, de los que 2,6 millones tuvieron lugar en países del África Subsahariana. La República Democrática del Congo fue el más afectado con 922.000 nuevos casos, seguida de Siria (824.000), Irak (659.000), Afganistán (653.000), Nigeria (501.000), Yemen (478.000), India (448.000), Etiopía (296.000), Sudán del Sur (281.000) y Filipinas (280.000).

Por otra parte, cerca de 220.000 personas fueron obligadas a huir de la violencia en El Salvador, una cifra que, en relación con el tamaño total de la población, coloca a este país centroamericano como el segundo a nivel mundial en cuanto al número de nuevos desplazamientos.

A finales de 2016, apunta el IDMC, un total de 40,3 millones de personas vivían en condiciones de desplazamiento interno dentro de su propio país como consecuencia de los conflictos y la violencia, una situación que puede prolongarse durante décadas. El número total prácticamente se ha duplicado desde el año 2000 y ha aumentado considerablemente en los últimos cinco años. De ellos, tres cuartas partes -más de 31 millones- viven en diez países: Colombia, Siria, Sudán, Irak, la RDC, Yemen, Nigeria, Sudán del Sur, Ucrania y Afganistán.

“El caso de la República Democrática del Congo pone en evidencia cómo la ausencia de soluciones para abordar las causas subyacentes de los conflictos y las crisis resulta en patrones cíclicos de desplazamiento”, afirma Alexandra Bilak, directora del IDMC. Entre las causas que subyacen al fenómeno del desplazamiento interno de la población, el IDM destaca la pobreza y la desigualdad, la fragilidad y debilidad de los gobiernos, la rápida urbanización, el cambio climático y la degradación del medio ambiente.

Los desastres naturales, la mayor causa de desplazamiento interno

Los desastres naturales desplazaron a un número tres veces mayor de personas que los conflictos armados en 2016, revela el informe. La mayor parte de los 24,2 millones de nuevos desplazamientos por esta causa fueron provocados por fenómenos repentinos como inundaciones, tormentas, incendios forestales y condiciones invernales severas. Para el IDMC, se espera que este tipo de desplazamientos “aumente en el futuro con el impacto del cambio climático y más fenómenos meteorológicos extremos”. Más de la mitad de estos desplazamientos se produjeron por tormentas.

El pasado año, los países con mayor número de desplazados por desastres naturales fue China (7.434.000), Filipinas (5.930.000), India (2.400.000), Indonesia (1.246.000) y Estados Unidos (1.107.000).

El mayor número de desplazados por desastres naturales se produjo en países de Asia Oriental y | © NRC

A pesar de que las cifras proporcionadas cada año por el IDM son consideradas una referencia mundial, desde el observatorio advierten: “Los Estados no están invirtiendo lo suficiente en la recolección y publicación de datos confiables sobre el desplazamiento interno. Esto limita seriamente su capacidad para abordar las necesidades de los desplazados internos y nuestra capacidad para trazar un panorama completo”.

“Un desplazado interno hoy puede convertirse en un refugiado, un solicitante de asilo o un migrante internacional mañana”

Desplazamiento interno y refugio, una relación compleja

“A pesar de que el desplazamiento interno es el punto de partida de muchos viajes sin regreso, en la actualidad ha sido eclipsado por el enfoque global en los refugiados y los migrantes. Tenemos que reconocer que, sin el tipo adecuado de apoyo y protección, un desplazado interno hoy puede convertirse en un refugiado, un solicitante de asilo o un migrante internacional mañana”, resalta Bilak.

En la actualidad, el número de desplazados internos es aproximadamente el doble que el de refugiados en todo el mundo. La suposición generalizada es que muchas personas refugiados comienzan su travesía como desplazados internos. Según constata el informe del IDMC, cerca del 55% de los refugiados afganos y el 85% de los refugiados sirios entrevistados en Grecia a principios de 2016 dijeron que ya habían sido desplazados internos en sus países antes de cruzar la frontera nacional. Asimismo, casi el 70% de las mujeres solicitantes de asilo procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras ya eran desplazadas internas antes de tomar la decisión de huir al extranjero. No obstante, desde el Observatorio advierten de que “actualmente no existen suficientes datos o investigación para comprender claramente la relación entre desplazamiento interno, movimiento transfronterizo y retorno”.

Los datos que proporciona cada año el IDMC evidencian que la comunidad internacional continúa lejos de cumplir el objetivo de reducir a la mitad el número de desplazados internos para el año 2030. “El grado de atención, recursos y voluntad política a nivel internacional no coincide con la escala del fenómeno del desplazamiento y el sufrimiento humano. Hay pocas señales significativas de voluntad política para abordar la crisis mundial de desplazamiento interno”, concluyen.


Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *